Otras suggerencias

Las aves como pollos y perdices también combinan a la perfección con los vinos blancos. Hay que tener en cuenta que si éstas fueron cocinadas con vino tinto, entonces lo correcto es acompañarlas con vino de este color para así engrandecer su sazón. Añadir cantidades de vino será suficiente para hacer de cualquier preparación un deleite.

Por Julieta Rodríguez (Terra / Mural.com)


El vino no sólo se limita a dar un sabor definido a la comida, ya que también logra ablandarla por su ligera acidez, provocando que tanto su consistencia como su sabor sean diferentes.

Cuando utilice el vino en la preparación de ciertos platillos es importante tomar en cuenta que el tinto seco va con la carne roja y la carne de caza, que el tinto más ligero y menos seco va con los riñones o los estofados, y que el blanco combina con el pescado, los mariscos y el pollo.


Y para conservar esas pequeñas cantidades de vino que le sobraron en su reunión sólo necesitará mantener cerrada la botella y guardarla en el refrigerador.

En cuanto a los platillos que puede elaborar, existen infinidad de recetas a las que les puede agregar un poquito del jugo fermentado de la uva, como pollo, carne de res, de puerco y camarones.

Pero no sólo el vino puede darle un toque de sabor a sus platillos, pues también el fruto de donde sale esta bebida puede servir para preparar infinidad de alternativas.

Vinos mexicanos y vinicolas en Mexico
                             Vinos y platillos
Blog sobre los vinos mexicanos

Para seguir la actualidad de los vinos mexicanos, para publicar  eventos o catas, para descubrir oportunidades comerciales de ventas y compras de vino, vea el blog sobre los vinos de Mexico

Vea aqui >>>

© 2007 - 2017 Rodrigo Salazar E. Derechos reservados por el autor o el sitio de origen. Informacion proporcionada sin garantias cuanto a contenido o interpretacion.
InicioMapa del sitioContacto



​Pero también debe saber que no es recomendable añadir el vino al momento de servir el platillo, pues esto ocasiona que la comida tome un sabor fuerte.

"Lo ideal es que se cocine a fuego lento con el alimento o la salsa, ya que de esta forma se reduce de volumen y se convierte en un extracto que da sabor a la preparación", indica Francisco Rodríguez Silva.

El asesor gastronómico explica que los residuos de vinos pueden utilizarse para sazonar guisos e incluso frutas cocidas, o para añadir a un adobo, por lo que nunca deben tirarse.